Buscar

Laura Morán Iglesias

Página web y blog de Laura Morán, escritora de fantasía y ficción.

mes

abril 2016

Insultos entre escritores: Round two!

¡Volvemos a la carga con los conocidos insultos entre escritores! Ya que la primera vez me resultó tan divertido listar las cosas ingeniosas (y, a veces, bastante horribles) que se decían los escritores entre ellos, he decidido volver a la carga con un nuevo Top 15 de insultos entre escritores. ¿Qué perlas nos han ido dejando los autores a lo largo de la historia, en referencia a sus compañeros de profesión pasados y coetáneos?

Fight

Friedrich Nietzsche sobre Dante Alighieri

“Una hiena que escribía poesía en tumbas”

Harold Bloom sobre J.K. Rowling

“¿Cómo leer ‘Harry Potter y la Piedra Filosofal’? Pues, muy rápidamente, para empezar, y quizás también para terminar. ¿Por qué leerlo? Presuntamente, si no puedes leer nada mejor, Rowling tendrá que bastar.”

Vladimir Nabokov sobre Fyodor Dostoevsky

“La falta de gusto de Dostoevsky, su manera monótona de tratar con personas que sufren complejos pre-Freudianos, la manera en la que se regodea en las desventuras trágicas de la dignidad humana; todo esto es difícil de admirar.”

Fight

Virginia Woolf sobre aldous Huxley

“Todo crudo, sin cocinar, protestando.”

H. G. Wells sobre G. B. Shaw

“Un niño idiota chillando en un hospital.”

Joeph Conrad sobre D. H. Lawrence

“Basura. Nada más que obscenidades.”

Fight

Ralph Waldo Emerson sobre Jane Austen

“Las novelas de la señorita Austen… me parecen tan vulgares en tono, estériles de invención artística, prisioneras en las malditas convenciones de la sociedad inglesa, sin genio, ingenio, o conocimiento del mundo. La vida nunca fue tan enjuta y angosta. El único problema en la mente de la escritora… la casabilidad.”

Martin Amis sobre Miguel de Cervantes

“Leer Don Quijote puede compararse con una visita indefinida de tu pariente anciano más imposible, con todas sus bromas, hábitos sucios, reminiscencias imparables y terribles crónicas. Cuando la experiencia se acaba, y el viejo muchacho lo comprueba por fin (en la página 846, donde la prosa se mantiene firme, sin pausas para el diálogo), derramarás lágrimas; no lágrimas de alivio o arrepentimiento, sino lágrimas de orgullo. Lo has conseguido, a pesar de todo lo que Don Quijote pudo hacer.”

William Faulkner sobre Mark Twain

“Un escritor que no habría sido considerado cuarta categoría en Europa, que engañó a unos pocos esqueletos literarios con color local suficiente como para intrigar al superficial y al vago.”

Fight

William Faulkner sobre Ernest Hemingway

“Nunca se le ha conocido por usar una palabra que pueda mandar al lector al diccionario.”

Ernest Hemingway sobre William Faulkner

“Pobre Faulkner. ¿De verdad cree que las grandes emociones vienen de las grandes palabras?”

Truman Capote sobre Jack Kerouac

“Eso no es escribir, eso es teclear.”

Fight

 

Quevedo sobre Góngora (uno de los muchos poemas que le dedicó)

A una nariz 

Érase un hombre a una nariz pegado,
érase una nariz superlativa,
érase una nariz sayón y escriba,
érase un peje espada muy barbado.

Era un reloj de sol mal encarado,
érase una alquitara pensativa,
érase un elefante boca arriba,
era Ovidio Nasón más narizado.

Érase un espolón de una galera,
érase una pirámide de Egipto,
las doce Tribus de narices era.

Érase un naricísimo infinito,
muchísimo nariz, nariz tan fiera
que en la cara de Anás fuera delito

Góngora sobre Quevedo (otro de los múltiples poemas que le dedicó)

Contra Don Luis de Gongora 

Este cíclope, no siciliano,
del microcosmo sí, orbe postrero;
esta antípoda faz, cuyo hemisferio
zona divide en término italiano;

este círculo vivo en todo plano;
este que, siendo solamente cero,
le multiplica y parte por entero
todo buen abaquista veneciano;

el minoculo sí, mas ciego vulto;
el resquicio barbado de melenas;
esta cima del vicio y del insulto;

éste, en quien hoy los pedos son sirenas,
éste es el culo, en Góngora y en culto,
que un bujarrón le conociera apenas.

 

D.H. Lawrence sobre Herman Melville

“Nadie puede ser más payaso, más torpe y sentencioso con mal gusto, que Herman Melville, incluso en un gran libro como ‘Moby Dick’… Uno se cansa de la gran seriedad. Hay algo falso sobre ella. Y eso es Melville. ¡Cielos, cuando el asno solemne rebuzna, rebuzna, rebuzna!”

Fight

Y de este top 15, ¿cuál es vuestro favorito? ¿Conocíais alguno?

Vivir de la escritura #2

¡Por fin traigo la segunda entrega! Hace tiempo os traje un método para vivir de la escritura: convertirse en ghost writer, escritor fantasma (comúnmente conocidos como negros, aunque yo prefiero la traducción del inglés). Tal y como dije entonces, vivir de la escritura no significa siempre ser un autor o autora publicado que vive únicamente de las ganancias de sus obras, ya sean de ficción o de no ficción; hay muchas maneras de que convertir la escritura en tu trabajo, y no todas pasan por Amazon.

El método que os traigo hoy es el que a mí más ingresos me reporta: ser content writer, escritor de contenidos.

Content Writer

Método #2: Conviértete en Content Writer

En primer lugar, ¿qué es un content writer? Utilizo el término en inglés porque es el más extendido, y si buscáis trabajo como escritor de contenidos vais a ver muy pocas ofertas. Así pues, es mejor que os familiaricéis con su uso en inglés. Un content writer es aquella persona que se dedica a escribir el contenido de los múltiples blogs y páginas webs que pueblan internet, ni más ni menos.

Imaginad que tenéis una empresa de, digamos, carpintería y trabajos en madera. Tenéis vuestra web, donde hay un catálogo en el que queréis ofrecer vuestros servicios y describir paso a paso las diferentes técnicas que utilizáis, los materiales, e incluso la historia de vuestra empresa, si se trata de algo interesante o familiar. Pero vosotros sois carpinteros, no escritores, y quizás no se os ocurra qué decir o cómo decirlo. Ahí es donde entra en acción un content writer, que transformará vuestras ideas en palabras.

Ahí es donde entra en acción un content writer, que transformará vuestras ideas en palabras.

En el caso de trabajar para una página web de estas características, el trabajo del content writer es algo temporal, que durará lo que dure la creación de la página web. Sin embargo, hay maneras de convertirse en content writer permanente, y esa es a través de las páginas webs y blogs de noticias, reseñas o tutorials. ¿Qué tipos de páginas necesitan content writers de manera permanente?

  • Una web de noticias y reseñas de cine, series de televisión y contenido audiovisual.
  • Una web sobre tecnología.
  • Una web centrada en tutoriales de cualquier tipo.
  • Páginas de reseñas literarias o de productos.
  • Webs de venta al público.
  • Páginas de

Incluso una página como Amazon puede contar con un content writer que se encargue de escribir reseñas anónimas para sus productos (o, si no Amazon, sí los vendedores que venden en ella, no sé si me entendéis). En general, muchas páginas web que precisan de un contenido de calidad y que se actualizan de manera diaria buscan content writers con los que ampliar su plantilla.

¿Cómo me pongo en contacto con ellas?

Si queréis escribir sobre cosas que os interesen, buscad esas webs y estad atentos a si alguna vez publican anuncios en los que buscan escritores, que a veces sucede. Otra manera de acercarte a ellas es escribir un artículo freelance y vendérselo, si quieren comprarlo; por una entrada así pueden llegar a pagar hasta 25 euros si es largo y de calidad, aunque eso depende de la política de la página. Eso podéis hacerlo de manera regular, aunque no siempre vais a vender vuestro artículo, pero es una manera de haceros notar y quién sabe, quizás llegue un día que contactan con vosotros para contar con vuestra colaboración de manera permanente, ¿no creéis?

Otra manera, que fue la que yo seguí, es utilizar páginas como Nubelo o People Per Hour y anunciaros como content writers y buscar ofertas de trabajo en esta área. Si, además, sabéis escribir en inglés, ¡vuestras posibilidades se duplicarán!

Un último consejo: en muchas ocasiones, páginas de noticias y blogs de reseñas buscan content writers… pero no están dispuestos a pagar. En este caso, es cosa vuestra aceptar o no el trabajo, pero si no cobráis no estáis trabajando: es un hobby. Si os gusta y queréis hacerlo a pesar de todo, ¡adelante! Es una gran idea para aprender. Pero que no intenten pagaros con promoción, porque vuestro trabajo cuesta dinero y de la publicidad no se vive.

En muchas ocasiones, páginas de noticias y blogs de reseñas buscan content writers… pero no están dispuestos a pagar. En este caso, es cosa vuestra aceptar o no el trabajo, pero si no cobráis no estáis trabajando: es un hobby.

Valoraos vosotros mismos y valorad vuestro trabajo

Una cosa es una colaboración esporádica y otra es aceptar gratuitamente trabajos por los que deberían pagaros, porque hacer eso devalúa el mercado y sólo conseguiréis que ya no paguen nunca a los content writers.

¡Suerte!

Reto ELDE: Primer día

El Libro del Escritor, del que ya os he hablado en alguna ocasión, organiza un reto de escritura muy interesante: 52 relatos cortos en un año, uno a la semana. Yo acabo de enterarme (¡bien por mí!) y aunque lleve 17 retos de retraso he dicho: ¿por qué no? Así pues, hoy os traigo el primer reto de todos, basado en la siguiente premisa:

1. Escribe sobre un sueño o pesadilla que hayas tenido esta semana.

A continuación, os dejo con el relato. ¡Espero que os guste, y espero vuestros comentarios!

Coche

Primer día

—¡Vamos a llegar tarde! Date prisa, por favor, no quiero ser la última en entrar en clase en mi primer día —rogué; pero, por más que lo intentaba, no conseguía que Jose se diera prisa ninguna. Cuando terminó de arreglarse (nunca tardaba tanto, ¿por qué precisamente aquel día sí?) ya salíamos con más de diez minutos de retraso. Por no esperar al ascensor, bajé corriendo las escaleras y mi frustración siguió aumentando al darme cuenta de que Jose no pensaba dar un paso más rápido que el otro—. ¡JOSE!

—Que ya voy, pesada.

¡Pesada! ¡Encima! ¿Cómo se atrevía a insultarme, sabiendo lo importante que era para mí aquel día? Era mi primer día de universidad, ¡de nuevo! Años después de finalizar mi primera carrera, por fin había dado el paso de estudiar Historia del Arte, algo que siempre me rondó la mente, y no quería llegar tarde y llamar más la atención; bastante tendría ya con ser la más mayor de la clase, graciasdenada. Jose se había ofrecido a llevarme en coche; ¿pero para qué narices lo hacía si me iba a hacer llegar tarde?

Cuando por fin subimos al coche, sentía ganas de llorar. Jose arrancó y en silencio puso rumbo a la autovía, mientras yo intentaba tranquilizarme. El viaje transcurrió tranquilo y me di cuenta de que había exagerado: teníamos tiempo de sobra para llegar a clase, ¡no era para tanto!

—Lo siento, me he puesto como una fiera antes, pero es solo que estoy muy nerviosa —me disculpé. Él no dijo nada y, aunque me molestó su mutismo, preferí no meter el dedo en la llaga. Bastante es que me llevaba.

Y entonces, al entrar en la autovía, ¡cogió la salida que no era!

—¡Jose, fíjate por donde vas, que estás yendo hacia Alicante! Joder, si el camino a Murcia lo sabes de sobra, ¿en qué estás pensando? —exclamé, asustada. Ahora sí que no llegaba. Y, para mi sorpresa, en lugar de disculparse Jose sólo me miró con hastío y siguió conduciendo.

—Ya daremos la vuelta.

Solo que no la dimos. Pasamos varias salidas, oportunidades perdidas de dar marcha atrás, y me sentía impotente atrapada en el coche con alguien que no se parecía en nada a la persona con la que yo compartía mi vida. Jose jamás me habría hecho algo así, y menos sabiendo lo importante que era aquel día para mi. No entendía qué estaba pasando. Por más que intenté hablar con él, convencerle de que diera la vuelta o implorarle para que me hablara, Jose siguió conduciendo en silencio, como si yo no existiera. Hasta que llegamos a Alicante ni siquiera cambió el gesto.

—Enseguida doy la —afirmó. Pero siguió recto, y se pasó la primera rotonda, y también la segunda. Yo ya no podía más: me daban igual las clases, me daba igual no llegar a mi primer día. Estaba asustada.

—¡Dejame bajar! —chillé. Podía coger un tren o un autobús y volver a casa. Si llegaba a casa todo volvería a la normalidad.

—Salta, si quieres —contestó él, indiferente. Las lágrimas se agolparon en mis ojos, pero me negué a dejarlas salir. No entendía qué le había pasado a Jose, mi Jose, pero sabía que no podía seguir en el coche con él, sentía que si no bajaba ya no saldría de ese coche en mi vida… y salté.

Rodé por el asfalto y, magullada, llegué al arcén. Los coches me pitaban. Jose había detenido el coche unos metros por delante de mi caída y le vi mirar hacia atrás, buscarme. Su expresión era de absoluto placer. Una sonrisa cruel adornaba sus facciones, antiguamente cálidas y tiernas. Me puse en pie como pude y eché a correr, intentando alejarme lo máximo posible; pero cojeaba, me había hecho daño al caer. No podía respirar, sentía que me ahogaba, y cada paso que daba parecía que iba a ser el último. Y entonces me di cuenta de que Jose había dado la vuelta y venía a por mi. Lo tenía pegado a mi espalda. Por más que corría no podía perderle, y se acercaba cada vez más, y más, y más…

Riddikulus! El musical de Harry Potter más divertido del mundo

El fin de semana pasado estuve en Madrid en un viaje exprés, donde asistí al taller Triunfa con tu Libro impartido por Mariana Eguaras y Ana Nieto (y del que os hablaré más adelante). Fue una experiencia única y maravillosa, donde aprendí muchísimo sobre el mundo editorial y de la autopublicación y donde conocí a gente alucinante, con historias y experiencias únicas y con la que me encantaría poder seguir manteniendo el contacto. Pero de eso os hablaré otro día, porque es largo y quiero hacerlo bien… ¡y porque tengo que hablaros de Riddikulus! Tras terminar el taller me apresuré para poder llegar a tiempo al Teatro Prosperidad, donde tenía entradas reservadas para ver el musical más divertido que he visto jamás: un musical sobre Harry Potter basado en el éxito inglés de Starkid, A Very Potter Musical.

Para quienes no lo conozcáis, A Very Potter Musical fue la iniciativa (hace años) de un grupo teatral que creó un musical único de Harry Potter, con una historia que mezclaba sucesos de los 7 libros de esta saga mágica en una única y desternillante comedia. Si no lo conocíais, recomiendo encarecidamente que lo veáis, ya que está subido a YouTube (¡aunque está en inglés y sin subtitular!). Desde que lo vi por primera vez, sus canciones (y sobre todo Back to Hogwarts ) se han quedado conmigo y me han hecho desgañitarme en la ducha… pero espera, que os estoy hablando de A Very Potter Musical, y no de Riddikulus!

¿Qué tiene de especial este musical, entonces?

Riddikulus! es, ni más ni menos, que la maravillosa adaptación al español que ha hecho un grupo de teatro. Han traducido los diálogos, las canciones y han localizado los chistes, y el resultado les ha quedado sublime. Durante las casi tres horas que dura no pude reírme más con las ocurrencias de un trío que, aunque no se parece tanto a los personajes de Rowling, se gana el amor del público a pulso; y con unos secundarios que dejan de ser secundarios para ser esenciales.

riddikulus!Yo salí absolutamente enamorada (como ya me pasó cuando vi la obra original) de Voldemort-Quirrell, y de Snape. Y de Dumbledore. Y de Draco. Y de Harry. Y de Hermione. Y de Ginny. Y de… ¡bueno, sí, de todos! (Y no digo más de cada uno, porque de alguno diría cosas no apropiadas para menores, ejem ♥)

Si estáis en Madrid durante lo que resta de mes, Riddikulus! todavía estará actuando en el Teatro Prosperidad, ¡pero no sé hasta cuándo! Si viviera en la ciudad iría todos los fines de semana, ¡imaginad lo mucho que merece la pena! Y no os cuento de qué va porque la historia es tan única que no quiero desvelaros nada.

Riddikulus!

Día del Libro 2016: 10 recomendaciones de literatura juvenil

¡Mañana se celebra el Día del Libro! Como cada 23 de abril, celebramos las muertes de dos de los autores más influyentes de la literatura universal: Miguel de Cervantes y William Shakespeare. Yo, personalmente, me siento muy unida a ambos, dado que uno representa la literatura española y el otro es todo lo que yo quise estudiar en la universidad. Si no sabéis por qué se celebra en este día en particular, es porque ambos autores fallecieron el mismo día, el 23 de abril de 1616. Curioso, ¿verdad?

Si todavía no habéis decidido qué leer para conmemorar este día, o queréis haceros con una nueva lectura y no tenéis claro qué comprar, os traigo una lista de diez recomendaciones de literatura juvenil (YA) que quizás no hayáis leído todavía.

Young Adult

  1. Harry Potter (J.K. Rowling): ¿Quién no conoce la historia de este niño mago, que se ha convertido en un fenómeno de masas? Si no habéis tenido oportunidad de leerlo hasta ahora, da igual la edad que tengáis: coged Harry Potter y la Piedra Filosofal y sumergíos de lleno en la historia de Harry, un niño de 11 años que no sabe que es mago… ¡todavía!
  2. Los Juegos del Hambre (Suzanne Collins): una saga que también ha revolucionado el mercado. Los Juegos del Hambre, En Llamas y Sinsajo son los títulos de esta trilogía, que mezcla la literatura juvenil con la distopia y nos trae a Katniss, una protagonista reticente a ser el centro de atención pero que hará lo que sea por salvar a su hermana, a su familia y sobrevivir a los crueles Juegos del Hambre.

    Juegos del Hambre

  3. Divergente (Verónica Roth): ha llegado a nosotros tras el fenómeno de Los Juegos del Hambre y, en muchos aspectos, ¡es muy similar! Un mundo distópico y una protagonista que, en este caso, no sólo pretende salvar a su familia sino a todo el mundo, cambiando un sistema establecido para mantener a la población bajo el yugo del poder.
  4. Las ventajas de ser un marginado (Stephen Chbosky): nos alejamos de la fantasía, la ciencia ficción y la distopia para acercarnos a una historia mucho más cercana, ambientada en el mundo real, que nos trae la vida de un adolescentenormal y su situación social.

    Las ventajas de ser un marginado

  5. Bajo la misma estrella (John Green): este libro, tan acertado para jóvenes como para adultos, nos trae la triste historia de Hazel, una adolescente que padece cáncer de pulmón, y su relación con Augustus. Una historia que nos pondrá la carne de gallina y nos hará llorar como si nosotros mismos viviéramos en ella por su cercanía y los temas que trata.
  6. Eragon (Christopher Paolini): de nuevo volvemos a una saga de fantasía, en este caso fantasía épica, llena de dragones, orcos y luchas de poder en un reino dominado por el mal. La historia de Eragon está llena de conflicto, y aunque la historia se alarga algo más de lo que debería, ¿por qué no íbamos a adentrarnos en ella?Eragon
  7. Corazón de Tinta (Cornelia Funke): ¿qué pasaría si tuvieras el poder de traer a la vida cualquier personaje de ficción, simplemente leyendo en voz alta sobre él? Sería muy divertido poder convivir con tus personajes favoritos, ¿pero y si invocas al villano? Esto nos plantea la saga de Corazón de Tinta, de los cuales el primer libro es el mejor de todos.
  8. El Castillo Ambulante (Diana Wynne Jones): una historia de fantasía que explora la fuerza del destino, el valor, el amor y la juventud de la mano de Howl y Sophie, sus magníficos protagonistas. Si sólo pudierais leer un libro de esta lista (y sólo un libro, no una saga completa) os recomendaría sin duda alguna este. También podéis continuar las aventuras de este universo en El Castillo en el Aire y La Casa de las Mil Puertas.

    El Castillo Ambulante

  9. Las Crónicas Lunares (Marissa Meyer)Cinder es el primer título de esta saga, que nos trae una nueva visión de los cuentos de toda la vida. En el primero revivimos la historia
    de Cenicienta, pero ambientada en un mundo post-apocalíptico, donde los humanos conviven con cyborgs y robots y se ven asolados por una terrible plaga de cura desconocida, y la amenaza de que los lunares (habitantes de la Luna) entren en guerra con la Tierra.
  10. Coraline (Neil Gaiman): un cuento, algo más infantil que juvenil, sobre una niña que acaba siendo arrastrada a una dimensión paralela. ¿Logrará salir? A pesar de estar dirigida a un público joven, cualquiera puede leer y disfrutar de este cuento corto que se lee en una tarde.

    coraline

¿Habíais leído alguno de estos libros? Si sólo pudierais elegir uno, ¿por cuál os decantaríais?

happyworldbookday

Comentario: Cinder

Me terminé este libro en febrero, ¡tenía que haber escrito antes la reseña! Espero no dejarme nada en el tintero 🙂 Fue la lectura de marzo en la Sociedad Literaria “Tantos Libros y Tan Poco Tiempo”.

cinder

Título: Cinder (Las Crónicas Lunares I).

Autor: Marissa Meyer.

Valoración personal: ♥♥♥♥

Ficha en Goodreads

Sinopsis

Cuando Cinder conoce a Kai, el príncipe de Nueva Pekín, el mundo está patas arriba.Una plaga mortal está causando estragos entre la población del reino, y los científicos trabajan contrarreloj para encontrar una posible vacuna. Tras la infección de Peony, la hermanastra y única amiga de Cinder, esta se ve obligada a trasladarse al hospital para participar como voluntaria en las pruebas médicas que está llevando a cabo el misterioso doctor Erland, unas pruebas a las que ningún otro participante ha sobrevivido. En el hospital se descubrirá un secreto de su pasado que podría cambiar el futuro del mundo, y unir a Cinder y Kai de forma inesperada. La primera parte de la serie Crónicas Lunares, Cinder, es un remake futurista del cuento de La Cenicienta.

CinderValoración de los personajes

Dado que Cinder es una historia muy centrada en su protagonista, del mismo nombre, es inevitable que sea la que mejor conocemos. Lo cierto es que Cinder me ha gustado mucho como protagonista: manteniendo el papel de Cenicienta, se ha alejado lo suficiente del personaje que ya conocemos y ha demostrado tener su propia personalidad. El hecho de que sea una mecánica, sin ninguna intención de asistir a algo tan trivial como el baile (aunque tampoco pudiera) y con su propio plan para escapar de su vida me ha parecido estupendo. También me ha gustado mucho como ha llevado todo el tema del príncipe Kai: aunque le ha gustado nada más verle, nunca ha perdido de vista su objetivo real. Me gusta que Cinder no nos presente el típico caso en el que el encuentro con el chico es el que cambia el destino de la protagonista, algo de lo que pecan muchos libros YA. En este caso, es la misteriosa enfermedad y la posibilidad de salvar a su hermana lo que cambian la vida de Cinder, y eso me ha gustado mucho.

El personaje de Kai también me ha gustado: me ha parecido un chico simpático, del que yo también me habría enamorado de haber estado en el lugar de Cinder. Lo cierto es que sus interacciones me han gustado mucho; pero también me ha gustado verle enfrentarse a Levana, la malvada reina que quiere casarse con él.

Mi personaje favorito ha sido Iko, la pequeña robot compañera de Cinder. Me ha hecho reír de corazón desde el principio, así que espero que pueda volver a aparecer, aunque sé que es una esperanza muy vana.

Levana me ha parecido poco desarrollada, pero sé que tiene un libro más dedicado a ella, así que tampoco puedo opinar mucho. Sin embargo, mi personaje favorito ha sido Iko, la pequeña robot compañera de Cinder. Me ha hecho reír de corazón desde el principio, así que espero que pueda volver a aparecer, aunque sé que es una esperanza muy vana. Finalmente, mi personaje menos favorito ha sido la madrastra: no perdono a un personaje que vuelca sus frustraciones de esa manera sobre un niño inocente que han dejado a su cuidado, como si Cinder hubiera tenido la culpa de algo o hubiera pedido ser una cyborg.

Valoración de la trama

La idea de reescribir una historia tan conocida como Cenicienta me llamaba la atención, pero iba con cautela por si se parecía demasiado a la original. Por suerte, ¡no ha sido así! Meyer ha sabido mantener la historia original y darle un toque único, y la trama me ha gustado bastante. Sin embargo, encuentro que el giro final era extremadamente predecible: casi desde los primeros capítulos podíamos saber qué iba a pasar, y qué tenía Cinder de espeCresscial. Desde mi punto de vista de escritora, yo habría dejado el misterio durar un rato más, porque saber tan pronto lo que va a pasar le resta diversión a la trama.

Por lo demás, el resto de sucesos me han gustado mucho, desde las tramas políticas de
Levana hasta la historia de Cinder. Me ha gustado mucho también que no se solucionara todo en el primer libro: todas las tramas y subtramas permanecen abiertas, desde la principal hasta la romántica, y eso me ha gustado mucho. No me habría convencido tanto si la trama romántica, por ejemplo, se solucionara tan pronto; y tengo muchas ganas de seguir leyendo los siguientes para poder ver cómo se resuelve todo. El hecho también de que los próximos libros vayan incorporando nuevos personajes conocidos (Caperucita Roja, Rapunzel o Blancanieves) a la trama de Cinder me llama mucho la atención.

Finalmente, el tema de la enfermedad me ha resultado muy interesante; pero lo que más me ha gustado es que Meyer no ha tenido reparo en matar a ciertos personajes, que parecía que debían salvarse por “la gracia de la protagonista”, algo que no ha sido así. Y es que las enfermedades no entienden de estatus, edades o de tu relación con el personaje principal, ¿no?

Crónicas Lunares

Valoración del estilo

Meyer tiene un estilo sencillo y directo que me ha resultado muy estimulante. Cinder es fácil de leer, lo cuál es adecuado si tenemos en cuenta el público al que se dirige, pero sin ser condescendiente o extremadamente simple. Lo leí en su versión original en inglés, y me resultó sencillo sin ser infantil. Creo que no habría cambiado nada de su estilo.

Valoración final

Leí el libro en formato físico (me lo compré en Wordery por muy poco dinero) y me duró menos de una semana, así que puedo concluir con seguridad que me ha gustado mucho aun a pesar de lo predecible que era el final. Tenía ganas de leer Cinder desde que asistí a un webinario con Marissa Meyer, a raíz del Nanowrimo, ya que la trama de Las Crónicas Lunares me llamó mucho la atención y era alguien que había triunfado en el área a la que quiero dedicarme yo: fantasía juvenil-adulta. Sé que esta clase de libros suelen pecar de predecibles y estar llenos de clichés, pero Meyer ha conseguido hacer algo muy original y yo, que soy muy fan de la literatura YA (a pesar de ser más adult que young, a mi edad) he disfrutado de esta lectura como hacía tiempo que no disfrutaba de un libro nuevo de fantasía.

Así pues, no puedo más que concluir diciendo que en cuanto tenga oportunidad me haré con el resto de la serie y darle un hermoso 4 de 5. Le habría dado un 5 si no hubiera desvelado el misterio tan pronto, ¡a ver qué me parecen los siguientes!

A través de la Arena: Parte 1

Acabo de ponerle el punto y final a la primera parte de mi primera novela. Hace casi más de un año que terminé lo que venía siendo su “cuerpo”, después de muchos años de cogerla y dejarla, cogerla y dejarla, en un tira y afloja entre la inspiración y la vida real. Ahora mi vida real es esto, es escribir, ficción y no ficción, y no volveré a perder el ritmo jamás. Lo que más me ha costado ha sido darme cuenta de que la historia que quería contar, grande, fantástica, llena de tramas políticas, ejércitos y protagonistas demasiado pequeños para su mundo, me llevaría más que una sola novela. Pero en cuanto me decidí a dividirla (a escribir dos, o mejor incluso tres), entonces todo encajó. Y en una semana la he terminado.

Me siento extasiada. Exhausta. Emocionada. Nerviosa. Al borde de un ataque de nervios. Sólo Chandler puede expresar con ciencia cierta cómo me siento ahora.

Friends

Seguro que muchos sabéis de lo que os hablo, ¿verdad?

El trabajo no ha terminado, qué va. No ha hecho más que empezar. Me doy dos semanas para corregir la novela, lo que coincidirá con mi viaje a Madrid para asistir al Taller Triunfa con tu libro, que llega como lluvia de mayo. Después de eso, tengo tres días para pedir presupuestos a los distintos servicios editoriales y… a trabajar en ella rodeada de profesionales. La leerán, la destriparán, me echarán a la cara todo lo que no vale aunque yo ame; y sé que lo voy a pasar mal, que voy a sufrir, que voy a llorar, que me va a doler tanto la tripa que me voy a enfermar por el estrés. (Así llevo yo el estrés: bien, como veis).

Pero merecerá tanto la pena.

Estoy dispuesta a invertir tiempo, dinero y esfuerzo en que esta novela se haga realidad. No será un librillo que autopublique sin más y a otra cosa mariposa. Puedo hacerla realidad y lo haré.

Y así, en unos meses, os podré presentar con todo mi orgullo A través de la Arena: Parte 1 (subtítulo aún por decidir).

Espero que os guste tanto como a mi.

Comentario: Solaris

Hoy os traigo el comentario de la segunda de las lecturas de la Sociedad Literaria: Tantos libros y tan poco tiempo, que comenzó su aventura este mismo año. Nos tocó leer Solaris, de Stanislaw Lem, ¡y menuda sorpresa!

solaris

Título: Solaris.

Autor: Stanislaw Lem.

Valoración personal: ♥♥♥♥♥

Ficha en Goodreads

Sinopsis

Por primera vez en traducción directa del polaco, Solaris, la mítica novela que consagró a Stanisław Lem como autor de culto. Un texto hoy en día considerado un clásico sin paliativos de la literatura moderna. Kris Kelvin acaba de llegar a Solaris. Su misión es esclarecer los problemas de conducta de los tres tripulantes de la única estación de observación situada en el planeta. Solaris es un lugar peculiar: no existe la tierra firme, únicamente un extenso océano dotado de vida y presumiblemente, de inteligencia. Mientras tanto, se encuentra con la aparición de personas que no deberían estar allí. Tal es el caso de su mujer —quien se había suicidado años antes—, y que parece no recordar nada de lo sucedido. Stanisław Lem nos presenta una novela claustrofóbica, en la que hace un profundo estudio de la psicología humana y las relaciones afectivas a través de un planeta que enfrenta a los habitantes de la estación a sus miedos más íntimos.

Valoración de los personajes

Me han sorprendido muy gratamente los personajes de Solaris por lo humanos que son. De hecho, me cuesta mucho decantarme por algún favorito entre la tripulación, porque me divido mucho entre Kevin y Harey. Al principio, Kevin es una persona muy normal (dentro de sus circunstancias), que sólo quiere hacer su trabajo y entender qué está pasando. Sin embargo, su evolución hacia la locura y la desesperación me fascina. Enseguida se deja llevar y se obsesiona con los visitantes (aunque su primera reacción fue muy acertada), y me hace preguntarme si Snaut y Sartorius tardaron tan poco tiempo como él en sucumbir.

Harey, por el contrario, me fascina todavía más. No es humana y, sin embargo, su comportamiento es totalmente humano. No se si la Harey real era así o si es el océano que plasma sus propias dudas e inseguridades en Harey, pero me gusta muchísimo.

Dicho esto, mi personaje favorito no es ni Harey ni Kevin: es el océano. Es Solaris. Su existencia y forma de “comunicarse” (si eso es lo que hace) me llamó mucho la atención, y considero que es el planeta es el total protagonista de la obra.

solarisValoración de la trama

A excepción de la parte de las simetriadas y las asimetriadas, que no había quién pudiera con ellas, por lo demás los acontecimientos me han tenido en vilo durante todo el libro. ¡Lo leí prácticamente del tirón! Me gusta que la trama del libro no sea “vamos a conquistar un planeta” o “vamos a entender una forma de vida”; sino que todo se desarrolle dentro de la estación, y que la única trama sea “qué narices está pasando aquí”. El lector se encuentra en un mundo que no entiende, con unos acontecimientos que no comprende, y por una vez ningún personaje sabe más que nosotros, ni siquiera Solaris. No hay un dios alienígena jugando con la mente humana, y es algo que me ha gustado mucho de Solaris.

Valoración del estilo

Aunque en ocasiones era difícil entender el diálogo interno de Kevin, muy a lo “stream of consiousness” modernista, el estilo que Lem utiliza me parece no sólo muy adecuado, sino extremadamente entretenido. Se deja de parafernalia científica (excepto en casos contados) y te cuenta las cosas de manera muy directa. 10/10.

Valoración final

En resumen, me ha encantado. Escogí esta obra porque estaba en mi lista de pendientes desde hacía mucho tiempo, pero la cogí con miedo de que fuera un tratado infumable mezcla de ciencia y filosofía. No me esperaba una novela llena de intriga, psicología y preguntas sin respuesta que me hicieran pensar así. Me mantuvo en vilo toda la trama, y hasta el final me dejó satisfecha. Desde luego, una gran y muy grata sorpresa.

Lem no se merecía ese trato de parte de la comunidad SciFi. Su aproximación le da un toque muy fresco a la típica aproximación antropocentrista que tienen casi todas las obras, que echan un tufillo a humano conquistador que ya cansa. Es una pena lo que hicieron con él.

¿Lo recomiendo?

¡Muchísimo! Le doy un 10/10, would read again. De hecho, me estoy planteando leer más obras de Lem, aunque tenga pendientes muchas de Asimov todavía. Si os gusta la ciencia ficción, esta lectura es obligatoria; y, si no habéis probado nunca el género, ¡es una buena manera de empezar!

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: