Hopepunk. Hay muchas posibilidades de que no hayas escuchado esta palabra en tu vida; y, si lo has hecho, seguro que ha sido hace poco. Yo, desde luego, no había leído el término jamás hasta hace un par de días, y me ha cambiado la vida.

Mind Blown
Así os hará la cabeza. Y os convertiréis en Chris Pratt.

“Vamos, Laura, no seas tan exagerada”, diréis. Bueno, puede que no me haya cambiado la vida, pero sí que ha tenido un impacto muy importante en ella porque, por primera vez, me he sentido identificada con un género literario. O, más bien, con un estilo de literatura. Porque el hopepunk es eso, un estilo de literatura que nace como contrapunto del grimdark, que nos dice que no todo es malo, y no todo es horrible. Que hay cosas buenas en el mundo. Pero no os lo voy a explicar yo: voy a dejar que lo haga Alexandra Rowlanduna escritora de fantasía americana que el año que viene publicará su primera novela, “The Last Queens of Nuryevet”.

Aterricé en el Tumblr de Rowland gracias a un hilo de Twitter, y allí fue donde descubrí su entrada hablando del hopepunk. Le he pedido permiso para traducirla y ella, muy amablemente, me lo ha concedido. ¿Queréis saber qué es hopepunkEsto es hopepunk.

Seguir leyendo “Hopepunk: ¿De qué va este género, y por qué es tan interesante?”